FAKE-DEMO_ORIGINAL 78x78_2k.jpg
FAKE-DEMO_Textura_90x90_1_2k.jpg

MANUAL BÁSICO PARA UNA CAMPAÑA ELECTORAL

Jason Brennan, en su libro Contra la Democracia, define 3 tipos de votantes:
Los Hooligans, los Hobbits y los Vulcanianos.

Los Hooligans, piensan en la política como un deporte de masas. Su partido es su equipo y pase lo que pase, diga lo que diga el partido, haga lo que haga… siempre los votarán, siempre serán sus seguidores.

Son inmunes a las noticias falsas o verídicas que tengan que ver con sus partidos políticos ... Y son muy sensibles a cualquier barbaridad arrojado contra sus enemigos. Como dijo aquel: cuanto peor para todos, mejor. Mejor para mí el suyo beneficio político…

Los Hobbits no tienen ni un partido de referencia, ni una ideas o ideales de referencia. Hay Hobbits que no han votado jamás y los hay que votan siempre, les une la indefinición y, sobre todo, su vulnerabilidad política. No están informados *****

Los Hobbits están dispuestos a votar por un personaje chistoso o por 3 impresionantes fake news. Son el blanco perfecto para manipular unas elecciones. 4 ideas borrosas, 3 barbaridades vestidas de noticias y ya tienes la presidencia. Lo más efectivo es el miedo, miedo al vecino, al extranjero, al paro, a los bancos, a las pensiones...

Los Vulcanianos, intentan ser racionales, buscan en el mercado político y apoyan al partido que, para ellos, ofrece mejores soluciones a los problemas que consideran importantes. Al igual que en Star Trek son racionales, reflexivos y sobre todo no se mueven por pasiones.

Están informados y dudan de las noticias espectaculares informándose más. A los vulcanianos les encanta discutir con otros vulcanianos que tengan un punto de vista diferente. Les encanta contrarrestar opiniones y puntos de vista. Se respentan entre contrarios, saben ganar y aceptan las derrotas dialécticas.

Los tres tipos de votantes están expuestos a las fake news: mentiras, exageraciones y vilezas, creadas para “convencerlos” de un supuesto bien común. De todos ellos, los Hobbits son los que sufren, en mayor grado ,lo que José Antonio Marina define como “Síndrome de Inmunodeficiencia Social”, la tolerancia a la mentira. Cada día reciben mensajes

La Comarca, por tanto, es un territorio próspero para hacer una campaña de éxito y bañar las mentes de los Hobbits con Fake News. Ya no hay que hacer programas electorales. Hay que simplificar el mensaje y mentir, exagerar, insultar al adversario, menospreciarlo... Y sobre todo encontrar dónde están sus miedos y alimentarlos con ruido mediático.

Ya está ya tienes tu gobierno! Y ahora qué?

MANUAL BÁSICO PARA DESMANTELAR LA DEMOCRACIA.

Ahora ya puedes empezar a desmantelar lo que queda de democracia en tu país.
En su libro “Cómo mueren las Democracias”, Steven Levitsky y Daniel Zibblat, nos muestran 4 posibles comportamientos que identifican a un “demócrata” autoritario:

Según ellos, un político que cumpla unos de estos criterios es causa de preocupación:


  • Rechaza ya sea de palabra o mediante acciones, las reglas democráticas del juego

  • Niega la legitimidad de sus oponentes

  • Tolera o alienta la violencia

  • Indica la voluntad de restringir las libertades civiles de sus opositores, incluidos los medios de comuncación.

Y ¿Qué herramienta tienes para llevar a cabo este plan? El miedo. Administran el miedo para justificar cada recorte de libertades, cada cambio legislativo. cada insulto o amenaza a sus opositores.

A propósito del miedo, hay un libro interesante de Patrick Boucheron y Corey Robin, titulado “El miedo”. Es tan interesante el diálogo entre los dos, como la presentación del politólogo Renaud Payre. Hay una frase interesante en la presentación que nos recuerda de qué va el tema: El miedo pone de manifiesto el carácter extremadamente delgado de la frontera entre poder autoritario y poder liberal, entre tiranía y democracia.

Y finalmente, ¿qué se puede hacer con una población atemorizada?. Protegerlos! Max Weber en su obra “ La política como vocación”, nos recuerda que el Estado tiene el monopolio de la violencia y los medios de coacción.

Y con esto se cierra el círculo estratégico del buen desmantelador de democracias:

1 Ganar elecciones democráticas a base de Fake News y con el miedo como principal eje de motivación para mover a los Hobbits.

2 Una vez ganas las elecciones, sigues con la campaña de desinformación, deslegitimación, deshumanización del adversario y desmantelamiento de las instituciones democráticas. Preparando el terreno para la próximas elecciones.

3 Y así, poco a poco, nuestras democracias se van debilitando y van perdiendo el carácter ilusionante y transformador. Cada 4 años aparecen más Hobbits y partidos políticos dispuestos a > GOTO 1


Albert Vergés







Los hobbits son una raza ficticia de seres antropomorfos que pertenece al legendarium del escritor británico J. R. R. Tolkien. Su historia se narra principalmente en la novela El Señor de los Anillos, especialmente en el prólogo, que está dedicado a ellos y a la tierra donde vivían, la Comarca. ( Wikipedia)

Para mí son como el hombre-masa de Ortega y Gasset. “ El hombre-masa no afirma el pie sobre la firmeza inconmovible de su sino.... nunca como ahora estas vidas sin peso y sin raíz se dejan arrastrar por la más ligera corriente... Por lo mismo más que nunca triunfa la retórica.
— Los Hobbits y el hombre medio de Ortega y Gasset.


Región donde viven los Hobbits, situada en el noroeste de la Tierra Media .uno de los continentes del mundo ficticio de Arda donde transcurre la mayor parte del Señor de los Anillos de J. R. R. Tolkien.
— La Comarca
Especie humanoide dal universo ficticio de Star Trek, originarios del planeta Vulcano y conocidos por su estilo de vida basado en la razón y la lógica.
— Los Vulcanianos